Parroquia Nuestra Señora de Los Llanos El Algar

Haz click en cada pestaña para tener toda la información necesaria.

El sacramento del Matrimonio es el sacramento del amor. Dios, que es amor, creando al hombre y a la mujer a su imagen y semejanza, los ha llamado en el matrimonio a una íntima comunión de vida y amor entre ellos, «de manera que ya no son dos, sino una sola carne» (Mt 19,6). La alianza matrimonial del hombre y de la mujer está ordenada por su propia naturaleza a la comunión y al bien de los cónyuges, y a la procreación y educación de los hijos. Jesús enseña que, según el designio original divino, la unión matrimonial es indisoluble: «Lo que Dios ha unido, que no lo separe el hombre» (Mc 10, 9). (cf.CCCE 337-338).


La unión del hombre y la mujer, en todo tiempo vive amenazada por la discordia, el espíritu de dominio, la infidelidad, los celos y conflictos que pueden conducir hasta el odio y la ruptura. Según la fe, este desorden que constatamos dolorosamente, no se origina en la naturaleza del hombre y de la mujer, ni en la naturaleza de sus relaciones, sino en el pecado. Sin embargo, Jesucristo no sólo restablece en el santo Matrimonio la comunión del hombre y de la mujer, donada por el Creador en su infinita misericordia, sino que da a los esposos la gracia de amarse con el amor con que Cristo amó a su Iglesia (cf. Ef 5, 25). La gracia del sacramento perfecciona así el amor humano de los esposos, reafirma su unidad indisoluble y los santifica en el camino de la vida eterna (cf. CCE 1606-1608, 1661; CCCE 339, 341).

Matrimonio


Los protagonistas de la alianza matrimonial son un hombre y una mujer bautizados, libres para contraer el matrimonio y que expresan consciente y libremente su consentimiento, de entregarse mutua y definitivamente, con el fin de vivir una alianza de amor fiel y fecundo. La Iglesia considera el intercambio del consentimiento entre los esposos como el elemento indispensable «que hace el matrimonio». Para que el «Sí» de los esposos sea un acto libre y responsable, y para que la alianza matrimonial tenga fundamentos humanos y cristianos, sólidos y estables, es de importancia máxima la conveniente preparación para el matrimonio (cf. CCE 1625- 1628; CCCE 344).


Según la tradición latina, los esposos, como ministros de la gracia de Cristo, manifestando su consentimiento ante la Iglesia, se confieren mutuamente el sacramento del Matrimonio. Dado que el matrimonio constituye a los cónyuges en un estado público de vida cristiana, su celebración litúrgica es ordinariamente pública, ante el sacerdote, el diácono o, también, un testigo cualificado de la Iglesia, que recibe el consentimiento de los esposos y les da la bendición (cf. CCE 1623, 1630; CCCE 343).


Cristo quiso nacer y crecer en el seno de la Sagrada Familia de José y de María. La Iglesia no es otra cosa que la «familia de Dios». Desde sus orígenes el núcleo de la Iglesia estaba a menudo constituido por los que, «con toda su casa», habían llegado a ser creyentes. En nuestros días, las familias creyentes tienen una importancia primordial en cuanto faros de una fe viva e irradiadora. El hogar cristiano es el lugar en que los hijos reciben el primer anuncio de la fe. Por eso la casa familiar es llamada justamente «Iglesia doméstica», comunidad de gracia y de oración, escuela de virtudes humanas y cristianas y lugar del primer anuncio de la fe a los hijos (cf. CCE 1655-1656, 1666; CCCE 350).

  1. Qué debo hacer?
    – Lo primero: los novios deben ir a una de sus parroquias (a la del novio o a la de la novia).
    – Deben acudir con suficiente tiempo. Unos seis meses antes de la fecha prevista para la boda si los dos son de nuestra diócesis y viven en ella. Si uno de los dos es de otro lugar distinto de nuestra diócesis, es conveniente que acudan incluso con más antelación.

  2. ¿Qué es el expediente matrimonial?
    Son “los papeles de la boda”. Sin haber completado el expediente matrimonial unos novios no pueden casarse por la Iglesia. Para realizarlo hay que llevar a dos testigos, mayores de edad, con carnet de identidad y que conozcan desde hace tiempo a los novios.

  3.  ¿Qué documentos necesitas para casar por la Iglesia?
    – Fotocopia del carnet de identidad.
    – Partida de bautismo (el interesado la puede pedir en la parroquia donde se bautizó).
    – Certificado literal de nacimiento (hay que pedirlo en el registro civil donde nació el interesado).
    – Certificado de fe y estado (se solicita en el registro civil de su localidad).
    – Si se han casado previamente por matrimonio civil: además de los documentos anteriores… Para casarse por la Iglesia con la misma persona debe presentar el certificado y copia del mismo del matrimonio civil que se expide en el lugar donde contrajeron matrimonio.

PENDIENTE ACTUALIZAR

 

Los cursillos de preparación al matrimonio se imparten juntos, para todas las parroquias. Es impartido por el equipo de pastoral matrimonial de la parroquia.

Se celebra los meses de ???????????. Consultar días.

Para la celebración del Sacramento consultar en el Despacho Parroquial.

 

Revisa nuestros horarios en: https://parroquiallanosalgar.es/horarios/

Blog

Nuestro Blog

Aquí mostramos las últimas entradas de nuestro blog.

Puedes verlas todas dentro del menú Ayuda.

Enlace

Este portal web únicamente utiliza cookies propias con finalidad técnica, no recaba ni cede datos de carácter personal de los usuarios sin su conocimiento.. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies